No hay productos en el carrito.

¡Bienvenido a La Pastora de Grazalema! Iniciar sesión / Registrarte

Queso semicurado de cabra payoya 1kg

14,00

Queso semicurado de cabra payoya, suave de color claro y muy cremoso, con una maduración minima de 60 días de corteza natural y elaborado sin ningún tipo de aditivo ni conservante. Elaborado de forma artesanal con leche de ganaderos de la Sierra de Grazalema. Peso aproximado 0,900 kg

Comparar

Todos nuestros quesos están elaborados según los métodos tradicionales, aprendidos de las generaciones que nos precedieron y que tanto cuidaron la elaboración de sus quesos, siguiendo el ritmo que marca la naturaleza, sin prisas. Solo de este modo, madurando los quesos el tiempo que precisen (más de 6 meses en el caso de los curados) se logra mantener la esencia de un producto que forma parte imprescindible de la cultura gastronómica de nuestro pueblo.

La Pastora de Grazalema nace de la tradición, del amor por conservar la cultura de un pueblo y sus gentes. Girando la vista al pasado pero sin dejar de mirar al futuro. Recogemos en nuestros quesos la sabiduría que nos legaron nuestros antepasados y la innovación de quién vive el presente. Aportamos a los tradicionales quesos de nuestra zona algunas especialidades que aportan un toque diferente y especial.

Si es amante del queso seguro que encontrará en nuestro catálogo alguno que haga las delicias de su paladar. Aunque la experiencia nos dice que cualquiera de los que pruebe será de su agrado. Disfrute de un auténtico queso artesano hecho con la mejor materia prima que nos da la naturaleza de nuestra zona.

Peso 1 kg
Formato

1 KG ı 2 KG

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Be the first to review “Queso semicurado de cabra payoya 1kg”

diecisiete − cuatro =

La Sierra de Grazalema, debido a su especial clima, a sus numerosos e intensos días de lluvia, siempre ha gozado de pastos de calidad, disfrutados por la oveja merina grazalemeña y la cabra payoya, que pacen libremente allá por donde gustan, recorriendo los montes, siempre bajo la atenta mirada del pastor. Ambas razas, autóctonas de la Sierra de Grazalema, producen una leche de excelente calidad, caracterizada por un alto nivel de grasa y proteinas. Esto, unido a la calidad de los pastos, caracteriza al tradicional queso de Grazalema, singular por su sabor y textura, que harán las delicias de los paladares más exigentes.